El PRI requiere renovar sus cuadros

El empresario Juan Flores Matías, de Cementos Cruz Azul, militante del PRI, afirma que su partido requiere la renovación de sus cuadros de dirección, que muevan a la militancia para dar nueva vida a su partido.

         Dijo que un grupo de empresarios ha decidido participar en política, para poder defender los intereses del gremio empresarial que tan importante resulta para el desarrollo económico del país.

          El ya decidió participar en las elecciones del 2021, como candidato a diputado local, por el distrito XII con cabecera en Amozoc, región donde se encuentra enclavada la empresa que representa y que es líder en el mercado poblano, pues surte el 42 por ciento del cemento que se consume en Puebla, mientras Cemex, (Cementos Mexicanos) que es su más cercana competidora, cubre el 23 por ciento.

            Es falsa la afirmación de que el PRI está muerto, nos dijo. Es un partido nacional, con estructura, con organización y con décadas de historia. Estoy seguro, señaló, que renovando a sus dirigencias locales podrá infundir mayor entusiasmo en las bases y lograr resurgir como el partido más conveniente para el país, el creador de las instituciones más sólidas de la república, el que se adapta más a la realidad mexicana.

             Reconoció que Morena demostró en las pasadas elecciones una fuerza arrolladora, pero ya en el poder, Morena está dando muestras de la inmadurez que priva en sus filas, de la soberbia que existe en muchos de sus dirigentes y que pueden originar un derrumbe electoral en poco tiempo.

             Dijo que su candidato a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino, tiene experiencia en el servicio público, es honesto y conoce muy bien al estado y sus problemas. Sería un buen gobernador, afirmó.

             Lamentó que su partido todavía no se hubiera puesto las pilas para promover su candidatura, que en su sentir, es la mejor.

             Sin embargo, la campaña más intensa, que se nota, la que se siente en  todas partes, es la del candidato de Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, a quien también apoyan otros partidos pequeños que conforman la alianza “Juntos haremos historia”.

             Por el momento, es el candidato que más municipios ha visitado en el transcurso de la campaña, el que ha tenido contacto con un mayor número de ciudadanos y el que ha presentado un proyecto más viable, más apegado a la realidad poblana.

             Todas las encuestas lo favorecen y su principal problema son las divisiones que están surgiendo al interior de su partido debido

 a la inmadurez y falta de oficio político, de muchos de sus correligionarios.

              Ya hemos comentado aquí, que es urgente que Morena, deje de ser movimiento y se convierta en un auténtico partido, con una línea ideológica común a todos sus militantes, con estructura y con organización. No puede seguir siendo la receptora de los fugados de otros partidos, tan diferentes en ideología y en formación, como el PRI, el PRD, el PAN y seguir captando hasta a los morenovallistas que quedaron huérfanos después del lamentable accidente del pasado 24 de diciembre.

              Finalmente la campaña del PAN, cuyo candidato es el académico universitario Enrique Cárdenas Sánchez, solo existe en los spots de televisión y en la mente de algunos panistas que ofrecen cambiar la estrategia para subir el reiting de su abanderado.

              Si el grueso de los panistas, perredistas y del Movimiento Ciudadano, no participan en la campaña, si hay mucho descontento por la forma en que el inexperto dirigente nacional del PAN hizo el destape desde la ciudad de México y si ni siquiera se tomó el acuerdo con sus aliados, pues las cosas andan mal. Bueno, hasta el panista Rodríguez Regordosa, el único que fue tomado en cuenta por el morenovallismo reinante durante seis años, para ocupar un puesto público de mediana importancia, reconoció que el culpable de que los partidos aliados al PAN, PRD y MC, no se acerquen para nada a colaborar en la campaña, se debe a que el mismo candidato lo quiso así, pues quiere tener un perfil ciudadano.

             Todo mundo reconoce la valía, de don Enrique Cárdenas Sánchez, como académico universitario, pero también todo mundo sabe que no tiene oficio político, que carece de sensibilidad social, que no conoce al estado y que es un desconocido en el medio político local.

Acerca de: redaccion

Puede interesarle

Barbosa arriba de Cárdenas 33 puntos

Contrario a lo que afirmó Francisco Fraile, en el sentido de que al candidato de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *