Resistencia Antimicrobiana en México: retos y directrices

La resistencia antimicrobiana (RAM) es hoy una de las mayores amenazas para la salud mundial según la OMS, se calcula que la RAM podría costarle al mundo 10 millones de vidas para el año 2050.

“Existe un crecimiento en infecciones y un desarrollo de mecanismos importantes de resistencia, lo que trae consigo: un impacto en la eficacia del antibiótico, en la estancia hospitalaria, mortalidad y costos de atención a la salud”, señaló el Dr. Alfredo Ponce de León, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

En México, tan solo, el último informe anual de la Red Hospitalaria de Vigilancia Epidemiológica (RHOVE) 2015, de la Secretaría de Salud, que contempla a 378 hospitales arrojó:

  • 61,969 casos de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud (IAAS)*.
  • 4.7 por 100 egresos, como tasa global de incidencia de IAAS en hospitales RHOVE.
  • 122 brotes de IAAS (30% más, en comparación con el 2014).
  • 16.1 por 100 casos, como tasa de letalidad general.
  • El grupo de edad más afectado fue el de menores de un mes.

* IAAS, son infecciones contraídas por un paciente durante su tratamiento en un hospital o centro sanitario y que dicho paciente no tenía ni estaba incubando en el momento de su ingreso. 

Ante este panorama México ha implementado la Estrategia Nacional de Acción Contra la Resistencia a los Antimicrobianos. En la cual se contempla que las acciones deben dirigirse a disminuir el riesgo de desarrollo de resistencia (optimizando la utilización de antimicrobianos) y a disminuir su transmisión (mejorando el control de las enfermedades infecciosas), tanto para salud humana, como salud animal y en cultivos; y reducir la RAM en los diferentes sectores de salud pública, agricultura y medio ambiente.

Además, la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas, (IDSA, por sus siglas en inglés) sugiere una seria de medidas que incluye protocolos para uso adecuado de antibióticos a partir de guías, para que los hospitales desarrollen un programa institucional conocido como Antimicrobial Stewardship (AMS).

“AMS es un programa en curso, su importancia radica en elaborar un traje a la medida para cada hospital, con el fin de asegurar el uso adecuado de antibióticos, optimizando o reduciendo el uso de los antibióticos que ya han perdido su acción sobre determinadas bacterias. MSD tiene un papel relevante en este programa, al haber apoyado la capacitación e implementación de más de 100 instituciones médicas en diversas acciones como el manejo del software que facilita el análisis de datos epidemiológicos de cada hospital, para generar un reporte bacteriológico que informe sobre cuáles son las baterías predominantes y cómo se están comportando en cuanto a resistencia,” informó Dr. Juan Marques, Director Médico en MSD en México.

MSD, comprometida con identificar y resolver las necesidades médicas más serias del mundo, mantiene una trayectoria importante y constante en el campo de antiinfecciosos con la investigación y desarrollo de antibióticos, al mismo tiempo que continua con su labor de capacitación a hospitales en México, que ayudará a tener un diagnóstico adecuado de bacterias y el uso de antibiótico certero para cada paciente.

Acerca de: redaccion

Puede interesarle

Principal problema para atenderse el cáncer de mama son los hospitales lejanos: Paciente tu voz

El 90% de las pacientes con cáncer de mama (CaMa) advirtió que su principal problema …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *