Se avecina actividad política intensa desde la semana próxima hasta el 23 de marzo

Han ocurrido cosas interesantes en política en estos últimos días: el Instituto Nacional Electoral (INE) accedió a la petición del Congreso local, atraer las elecciones constitucionales de gobernador y presidentes municipales de cinco municipios poblanos. Esto garantiza que esas elecciones tengan mucha mayor credibilidad y transparencia. El Instituto Estatal Electoral (IEE) queda fuera de esto y eso ha causado alegría en todos los partidos, hasta en los que formaron en el pasado proceso la coalición De Frente por Puebla.

                Ese Frente ya no existe y el PAN todavía está pensando si participa con candidatos propios en la elección del 2 de junio.

                Eduardo Rivera, la joven promesa de Acción Nacional, que fue diputado, presidente municipal de la capital del Estado y dirigente estatal de ese partido, piensa que no participará en el proceso que viene, como candidato a gobernador, porque el PAN, perdió el rumbo. Fíjese  bien, a que alturas se vino a dar cuenta un brillante joven del PAN tradicional, que su partido perdió el rumbo, algo que todos sabíamos desde los tiempos de López Portillo.

         Pero eso no es todo. El dirigente nacional panista Marko Cortés, acaba de declarar a raíz del abandono del partido Acción Nacional, del diputado local Macelo García Almaguer, que dejó al partido y la coordinación de la diputación panista, que en el PAN quedarán quienes se identifiquen con los principios del partido y se irán quienes solo ven en el blanquizul una plataforma para alcanzar fines personales.

             Como verá, los panistas siguen siendo ingenuos. Desde los años ochenta, la ciudadanía toda hablaba del paso de los empresarios organizados, después de nacionalización de la Banca, por el presidente López Portillo, de la salida del PRI en masa, para pasarse a las filas del PAN, partido que consideraban más apegado a la ideología que ellos profesaban. No era cierto esto, los empresarios iban al PAN a hacerle la guerra a los gobiernos priístas, como castigo porque sin consultarlos habían nacionalizado los bancos.

                Y hace muy poco, pocos días antes de que el senador y exgobernador Moreno Valle tuviera el trágico accidente en el que perdió la vida, Felipe Calderón, un de los dos expresidentes panistas que ha tenido este país, afirmó categórico en entrevista por televisión, que “una pandilla de facinerosos, de la que formaba parte Moreno Valle, pretendía apoderarse del PAN, solo para alcanzar posiciones personales y de grupo. Nunca escuchamos en palabras del gobernador Moreno Valle, alguna frase alusiva a la ideología  panista o un elogio para alguno de sus grandes líderes.

              El INE iniciará la revisión de la lista nominal de electores, para corregir los errores del pasado reciente, en la que se basaron los trabajos del IEE y que fueron motivo de discusiones y reclamos entre morenistas y panistas.

              Los partidos políticos fueron sacudidos por las elecciones del 2018, en Puebla.

              El partido Morena, el de Andrés Manuel, lo arrasó todo. Creció como nunca había crecido un nuevo partido en nuestro país.

               Todo mundo sabe que el Instituto Nacional Electoral, aprueba los tiempos de exposición en TV y en radio para cada partido.

              Esos tiempos de exposición van de acuerdo al número de votos alcanzados por cada uno de ellos.

              Bueno pues para Morena el 2018 fue un año magnífico: tenía el 9.3 por ciento del tiempo y pasó a tener el 36.36 por ciento.

               El PRD, tenía el 11.73 por ciento y dio un bajón hasta quedar casi en el piso, con un 2.92 por ciento.

               Y al final el PRI, que contaba con un 31.64 por ciento del tiempo, se bajó hasta quedar en un modesto 17.48 por ciento.

               En Morena, se intensifica la lucha por la candidatura de ese partido a la gubernatura. La dirigente nacional, Yeidckol Polevnski, acepta que como lo pidieron Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra, dos de los aspirantes, la candidatura de ese partido salga de una encuesta, pero no quita el dedo del renglón, el mejor es Barbosa y la merece y ese será el ganador, afirma.

                Barbosa Huerta por su parte, se prepara para realizar una fuerte precampaña de diez días y una muy dura campaña de dos meses. Sus partidarios afirman que es el más aceptado y el más trabajador como lo demostró cuando ganó la diputación federal por Tepeaca, teniendo como adversario a uno de los consentidos del morenovallismo y triunfó en la elección de mayoría para llegar al Senado.

Acerca de: redaccion

Puede interesarle

El PAN, partido en ruinas

El hecho de que el Partido Acción Nacional en Puebla, tenga nueve prospectos para la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *