Trump alude a su derecho de terminar pesquisa sobre elecciones

Washington.-El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que tuvo el derecho de terminar la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre las elecciones de 2016, pero no escogió esa opción.

Mueller guió durante casi dos años una pesquisa acerca de la posible injerencia de Rusia en los mencionados comicios y la presunta colusión del país euroasiático con la campaña de Trump, quien reiteradas veces se refirió al proceso como una cacería de brujas.

‘Tuve el derecho de terminar toda la cacería de brujas si lo deseaba’, escribió esta tarde el mandatario republicano en su cuenta personal de la red social Twitter.

‘Podría haber despedido a todos, incluyendo a Mueller. Elegí no hacerlo. Tuve el derecho de usar el privilegio ejecutivo. No lo hice’, afirmó el jefe de la Casa Blanca.

Tras días de expectativas sobre el asunto, el Departamento de Justicia publicó este jueves el informe de la investigación con tachaduras para proteger datos confidenciales.

De 448 páginas, el reporte contó con la edición del fiscal general, William Barr, en aras de mantener seguras a disímiles fuentes e indagaciones en curso.

En el texto, el equipo del fiscal especial tildó de inadecuadas las respuestas escritas que ofreció el gobernante durante el proceso investigativo y contempló emitir una citación para Trump.

Por último, decidieron no realizar esa variante debido a las amplias probabilidades de una larga batalla legal, y agregaron que tenían suficiente información de otras fuentes para sacar conclusiones fácticas relevantes sobre la intención y la credibilidad.

Mueller y sus colaboradores pensaron acusar a Trump de obstrucción de la justicia, pero no lo hicieron pues, anotaron, ‘reconocimos que una acusación penal federal contra un presidente en funciones impondría cargas sobre su capacidad para gobernar’.

Los investigadores analizaron la respuesta de Trump a los informes sobre la relación de Rusia con su equipo, que no fue comprobada, el despido del director del Buró Federal de Investigaciones James Comey, el comportamiento sobre los cargos contra su exjefe de campaña Paul Manafort y el otrora asesor de seguridad nacional Michael Flynn, y los esfuerzos por deshacerse de Mueller.

También consultaron una opinión de la Oficina de Asesoría Jurídica del Departamento de Justicia de que un presidente en ejercicio no puede ser procesado.

La evidencia obtenida sobre las acciones e intenciones del mandatario presenta problemas difíciles que tendrían que resolverse si estuviéramos emitiendo un juicio tradicional, anotó el informe.

Al mismo tiempo, subrayó, si tuviéramos confianza después de una investigación exhaustiva de los hechos de que el presidente claramente no cometió obstrucción de la justicia, lo afirmaríamos.

Sobre la base de los hechos y las normas legales aplicables, no podemos llegar a ese juicio. En consecuencia, si bien este informe no concluye que el gobernante cometió un delito, tampoco lo exonera, explicó.

A juicio de las afirmaciones aparecidas en el reporte, Rusia interfirió en las elecciones de manera radical y sistemática.

El 22 de marzo pasado se dio por concluida oficialmente la pesquisa del fiscal especial y sus colaboradores, y Mueller entregó a Barr el informe que detalla ese proceso.

Acerca de: redaccion

Puede interesarle

Trump enviará mil 500 soldados a Medio Oriente

Washington.- El presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos enviará unos mil 500 soldados adicionales …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *